lunes, 28 de diciembre de 2015

¡Yo soy Espartaco!


                      Versos de Antonino en Espartaco


Cuando el sol resplandeciente desaparecía del cielo,
cuando el viento agonizaba en la montaña,
cuando no se oía ya la alondra en el prado y la cigarra no cantaba su canción,
cuando la espuma del mar dormía con una muchacha y el crepúsculo rosado acariciaba el mundo, volví a casa,
crucé la sombra de los bosques morados y azules y volví a casa,
al hogar que me vio nacer donde me esperaban siempre mis padres con un beso prendido en los labios.
Ahora que estoy solo y perdido en un mundo grande y oscuro y aun así,
Cuando el sol desaparece y el viento lentamente agoniza y duerme la espuma del mar,
Vuelvo en sueños a casa. 

lunes, 21 de diciembre de 2015

Feliz Navidad


Quiero desearles a todos una Feliz Navidad y un próspero año nuevo; que se cumplan  los sueños y que la alegría embriague vuestros corazones.

martes, 1 de diciembre de 2015

Defectos y virtudes



¿Qué predomina en lo humano?,
discutían enfrentados,
en debate poco sano,
las virtudes y pecados.
Sin tacha surgió el honor,
se escondió la cobardía,
sin perdón, odio y rencor,
riendo llegó la alegría.
Presta acudió diligencia,
desfilando la hermosura,
vino anciana la experiencia,
sin ruido entró la mesura.
No hablen todos a la vez,
templó la ecuanimidad,
ni caso hizo la memez,
hija de la necedad.
El miedo calló al instante,
nada añadió la pereza,
la soberbia, petulante,
se enfrentó con la belleza.
La falsedad disimula
y medra con la traición,
come con saña la gula,
se acercan deseo y pasión.
Todo para mí lo quiero,
intervino la avaricia,
en eso voy yo primero,
arremetió la codicia.
Tranquilos, habló la calma,
se quejaron los dolores,
sin mí el cuerpo, dijo el alma,
es como un jardín sin flores.
El silencio sólo mira,
ve desatarse a la euforia,
la mezquindad nada tira,
y el amor está en la gloria.
Sólo lo diré una vez,
dejad ya la fantasía,
prima en el hombre doblez,
comentó la hipocresía.
Lo esencial es la cabeza,
razonó la inteligencia,
si aparece la torpeza,
yo no hago acto de presencia.
Para tiempos de disputa,
mejor estén de mi lado,
replicó la fuerza bruta,
pues soy el mejor aliado.
Por favor, tengan piedad,
la paciencia llegó lenta,
ya sabéis, dijo lealtad,
que yo no me pongo en venta.
Gustoso exclamó el placer:
¡Que goce la multitud!,
nada podemos hacer
sin mí, dijo la salud.
Intervino la apatía,
no está de más que les diga
que yo siempre elegiría
ser cigarra antes que hormiga.
Abundo yo, la perfidia,
no existe hombre sin vicio,
quitó méritos la envidia,
se unieron razón y juicio.
Soy la fe y muevo montañas,
la calumnia alzó la voz,
pues yo con mis artimañas
soy instrumento feroz.
El hombre por mí suspira,
volvió el amor a añadir,
en cólera montó la ira,
quiso el pánico cundir.
La lujuria con descaro,
no es amiga del pudor,
el precio quiere ser caro
sin hacer caso al valor.
Lo importante de la vida,
nunca está en lo que uno alcanza,
yo soy la última salida,
vino a decir la esperanza.
Sin libertad, el abismo,
quiero la paz en la tierra,
dijo con todo cinismo
la cruel y sangrienta guerra.
La certeza aconsejó
ir siempre con la prudencia,
la mentira sentenció:
es culpable la inocencia.
Lloraron las emociones
cuando notaron tu ausencia,
sin atender a razones
quiso agredir la violencia.
¡Callen todos un momento!
Quien manda aquí es el poder,
no necesito al talento
y lejos de mí el saber.
Ufano quiso pujar
el oro con sus dineros,
no se dejaron comprar
los sentires verdaderos.
Y desde el oro en el mundo,
pocos saben distinguir
y hallar en lo más profundo
el sentido de vivir.


Sacado de intenné.

jueves, 26 de noviembre de 2015

La felicidad en 2 minutos


https://youtu.be/XT6cDQhyaxA

lunes, 23 de noviembre de 2015

Cultura extremeña



Tú que esperaste la espiga,
como espera la hoja al viento,
tú que le diste tu aliento
y el oro de tus fatigas,
que gritaste ¡tierra amiga!
dame el pan de tus terrones,
que mordiste los pezones
de los pechos de la tierra
que sucia ciudad te encierra
bajo sus caparazones.
Que tu cuerpo, no se doble
para besar el asfalto,
que no hay corazón más alto,
ni más puro, ni más noble.
Escucha esa voz de roble
que hace mella en tu costado
no es una voz del pasado
es esa voz de tus sueños
que grita al mundo ¡extremeño!
¡La espiga ha resucitado!.



LETRA DEL EMIGRANTE

Emigrante extremeño
date ya la vuelta
que te espera la tierra
con la puerta abierta
con la puerta abierta
con la puerta abierta
emigrante extremeño
date ya la vuelta.
Se te están yendo los años
se te están yendo los años,
en lágrimas de impotencia
junglas de cemento
sobre tu conciencia
y detrás de la espesura,
queda Extremadura
llorando tu ausencia.
ESTRIBILLO
Detrás de cada mirada
detrás de cada mirada
hay una esperanza presa,
el cerezo llora,
te habla la dehesa
la viña se descañiza
y la tierra grita
¡paisano regresa!
ESTRIBILLO
Volverás viejo castúo
volverás viejo castúo
a morir a Extremadura
para ser abono
de vidas futuras
como una señal divina
te espera una encina
en tu sepultura.
ESTRIBILLO (BIS)

martes, 17 de noviembre de 2015

Saetas


I
«Míralo por dónde viene
el mejor de los nacidos...»


Una calle de Sevilla
entre rezos y suspiros...
Largas trompetas de plata.
Túnicas de seda... Cirios,
en hormiguero de estrellas,
festoneando el camino...

El azahar y el incienso
embriagan los sentidos.
Ventana que da a la noche
se ilumina de improviso,
y en ella una voz -¡saeta!-
canta o llora, que es lo mismo:

«Míralo por dónde viene
el mejor de los nacidos...»


II
Canto llano... Sentimiento
que sin guitarra se canta.
Maravilla
que por acompañamiento
tiene..., la Semana Santa
de Sevilla

Cantar de nuestros cantares,
llanto y oración. Cantar,
salmo y trino.
Entre efluvios de azahares
tan humano y, a la par,
¡tan divino!

Canción del pueblo andaluz:
...de cómo las golondrinas
le quitaban las espinas
al Rey del Cielo en la Cruz.

...........................................

Tan estrecha era la cama
que el Rey del cielo tenía,
que por no caber en ella
un pie sobre otro ponía.

..........................................

Quién me presta una escalera
para subir al madero
y así arrancarle los clavos
a Jesús el Nazareno.


De Manuel Machado.



martes, 10 de noviembre de 2015

Fandango


Por qué poco te vendí
caballo que tanto quiero.
Hoy vuelvo a tener dinero
y vengo a pagar por ti
diez veces lo que me dieron.

martes, 3 de noviembre de 2015

A la sombra de Manuel Machado



 Sombra triste compañera
inútil, dócil y muda,
que me sigues donde quiera
pertinaz, como la duda.

Amiga que no se advierte,
compañera que se olvida,
afirmación de la vida
que hace pensar en la muerte.

Retrato, caricatura....
Algo que soy yo y no es nada
cosa singular y pura,
al par que broma pesada.

Obsesión y diversión
del poeta solitario.
Insignificante y vacío
tema de meditación.

Primera copia grosera
del cuerpo, y quizá del alma...
¿Por qué esa terrible calma
muda, que me desespera?

Quería , a veces, borrarte,
pintura de brocha gorda.
...Mas yo he oído tu voz sorda
y opaca en alguna parte.

Y conozco su bondad
socarrona y oportuna,
y tus bromas a la luna,
y tu gran fidelidad.

Dime, pues, en la postrera
hora, en el ultimo trance,
cuando la luz no me alcance,
¿tú dónde irás , compañera?

Compañera que se olvida,
amiga que no se advierte...,
afirmación de la vida
que hace pensar en la muerte.

jueves, 15 de octubre de 2015

Manuel Machado

     GERINELDOS, EL PAJE

Del color del lirio tiene Gerineldos
dos grandes ojeras;
del color del lirio, que dicen locuras
de amor de la reina.

Al llegar la tarde,
pobre pajecillo,
con labios de rosa,
con ojos de idilio;
al llegar la noche,
junto a los macizos
de arrayanes, vaga,
cerca del castillo.

Cerca del castillo,
vagar vagamente
la reina le ha visto.
De sedas cubierto,
sin armas al cinto,
con alma de nardo,
con talle de lirio.


lunes, 28 de septiembre de 2015

Otra vez y por siempre, Miguel Hernández


           CARTA

 El palomar de las cartas
abre su imposible vuelo
desde las trémulas mesas
donde se apoya el recuerdo,
la gravedad de la ausencia,
el corazón, el silencio.

Oigo un latido de cartas
navegando hacia su centro.

Donde voy, con las mujeres
y con los hombres me encuentro,
malheridos por la ausencia,
desgastados por el tiempo.

Cartas, relaciones, cartas:
tarjetas postales, sueños,
fragmentos de la ternura,
proyectados en el cielo,
lanzados de sangre a sangre
y de deseo a deseo.

Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté,
escríbeme a la tierra
que yo te escribiré.


En un rincón enmudecen
cartas viejas, sobres viejos,
con el color de la edad
sobre la escritura puesto.
Allí perecen las cartas
llenas de estremecimientos.
Allí agoniza la tinta
y desfallecen los pliegos,
y el papel se agujerea
como un breve cementerio
de las pasiones de antes,
de los amores de luego.

Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté,
escríbeme a la tierra,
que yo te escribiré.


Cuando te voy a escribir
se emocionan los tinteros:
los negros tinteros fríos
se ponen rojos y trémulos,
y un claro calor humano
sube desde el fondo negro.
Cuando te voy a escribir,
te van a escribir mis huesos:
te escribo con la imborrable
tinta de mi sentimiento.

Allá va mi carta cálida,
paloma forjada al fuego,
con las dos alas plegadas
y la dirección en medio.
Ave que sólo persigue,
para nido y aire y cielo,
carne, manos, ojos tuyos,
y el espacio de tu aliento.

Y te quedarás desnuda
dentro de tus sentimientos,
sin ropa, para sentirla
del todo contra tu pecho.

Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté,
escríbeme a la tierra
que yo te escribiré.


Ayer se quedó una carta
abandonada y sin dueño,
volando sobre los ojos
de alguien que perdió su cuerpo.
Cartas que se quedan vivas
hablando para los muertos:
papel anhelante, humano,
sin ojos que puedan serlo.

Mientras los colmillos crecen,
cada vez más cerca siento
la leve voz de tu carta
igual que un clamor inmenso.
La recibiré dormido,
si no es posible despierto.
Y mis heridas serán
los derramados tinteros,
las bocas estremecidas
de rememorar tus besos,
y con su inaudita voz
han de repetir: te quiero.


jueves, 6 de agosto de 2015

Rubén Darío

A FRANCISCA

I

 Francisca, tú has venido
en la hora segura;
la mañana es obscura
y está caliente el nido.


 Tú tienes el sentido
de la palabra pura,
y tu alma te asegura
el amante marido.

 Un marido y amante
que, terrible y constaníe,
será contigo dos.
Y que fuera contigo,
como amante y amigo,
al infierno o a Dios.


II


 Francisca, es la alborada,
y la aurora es azul;
el amor es inmenso
y eres pequeña tú.


 Mas en tu pobre urna
cabe la eterna luz,
que es de tu alma y la mía
un diamante común.
III
 Franca, cristalina,
alma sororal,
entre la neblina
de mi dolor y de mi mal!
Alma pura,
alma franca,
alma obscura
y tan blanca...


Sé conmigo
un amigo,
sé lo que debes ser,
lo que Dios te propuso
la ternura y el huso,
con el grano de trigo
y la copa de vino,

y el arrullo sincero
y el trino,
a la hora y a tiempo.
¡A la hora del alba y de la tarde,
del despertar y del soñar y el beso!


 Alma sororal y obscura
con tus cantos de España,
que te juntas a mi vida
rara,
y a mi soñar difuso
y a mi soberbia lira,
con tu rueca y tu huso,
ante mi bella mentira,
ante Verlaine y Hugo,
tú que vienes
de campos remotos y ocultos!
IV

 La fuente dice: «Yo te he visto soñar.»
El árbol dice: «Yo te he visto pensar.»
y aquel ruiseñor de los mil años
repite lo del cuervo: «¡Jamás!»


V



 Francisca, sé suave,
es tu dulce deber,
sé para mí un ave
que fuera una mujer.


 Francisca, sé una flor
y mi vida perfuma,
hecha toda de amor
y de dolor y espuma.

 Francisca, sé un ungüento
como mi pensamiento;
Francisca, sé una flor
cual mi sutil amor;
Francisca, sé mujer,
como se debe ser...


 Saber amar y sentir
y admirar como rezar...
Y la ciencia del vivir
y la virtud de esperar.


VI



 Ajena al dolo y al sentir artero,
llena de la ilusión que da la fe,
lazarillo de Dios en mi sendero,
Francisca Sánchez, acompáñame...

 En mi pensar de duelo y de martirio,
casi inconsciente me pusiste miel,
multiplicaste pétalos de lirio
y refrescaste la hoja de laurel.


 Ser cuidadosa del dolor supiste
y elevarte al amor sin comprender;
enciendes luz en las horas del triste,
pones pasión donde no puede haber.


 Seguramente Dios te ha conducido
para regar el árbol de mi fe;
hacia la fuente de noche y de olvido,
Francisca Sánchez, acompáñame...

domingo, 26 de julio de 2015

A los caídos de gran corazón


   El cabo Anton Schmidt era un soldado alto y sosegado de mediana edad destinado en Vilna, en una unidad que tenía como tarea reagrupar a las formaciones militares alemanas destrozadas. No tenía nada de intelectual y jamás abría un libro o un periódico. Dirigía un taller de reparación de camiones junto a la principal estación ferroviaria de la ciudad. A finales de 1941, falsificó documentos durante seis menses para hacer desaparecer de Vilna, como por arte de magia, a trescientos judíos, a los que depositó en ciudades más pequeñas de Lituania, donde aparentemente estaban más seguros. Una vez a la semana los escondía detrás de troncos y los conducía a sus nuevos hogares. También empleaba a ciento cuarenta judíos y a sus familias dentro de su taller como trabajadores de mantenimiento. Corriendo unos riesgos  increíbles, entró en contacto con la resistencia judía clandestina en Vilna y transportó a sus líderes a Varsovia para que participaran en reuniones con sus homólogos de la antigua capital. Los miembros de la resistencia de Vilna se reunían en sus dependencias, donde por invitación suya se reunieron la Nochevieja de 1941 los líderes del movimiento partisano recién formado. Fue detenido por la Gestapo en enero de 1942, después de que ésta se fijara en que muchos de los judíos de Lida venían de Vilna. Bajo tortura confesaron quién les había llevado allí. Schmidt fue condenado a ser fusilado y le ejecutaron el 13 de abril. Dejó una carta para su esposa y su hija Gerta. Para sortear la censura, dijo que había visto a milicianos lituanos, no alemanes, ejecutar a dos o tren mil judíos en una pradera. Los niños se habían abrazado a los troncos de los árboles de camino a la muerte. En su lugar de trabajo, los judíos le suplicaron que les salvara. "Ya sabéis cómo soy, blando de corazón. No podía pensar y les ayudé, lo que desde el punto de vista del tribunal estuvo mal", escribió. "Mis queridas Steffi y Gerta, por favor, aunque esto sea un duro golpe para nosotros, perdonadme de todos modos. Sólo me comporté como un ser humano y nunca quise hacer daño a nadie. Para cuando tengáis  esta  carta  en  las  manos, queridas mías,   ya no estaré en este mundo [...] tened la certeza de que volveremos a vernos en un mundo mejor con nuestro bienamado Dios".


Del libro Combate moral.

jueves, 11 de junio de 2015

Don Gabriel y Galán


¿Quién te ha dado tu hacienda o tu dinero?
O son fruto del trabajo honrado,
o el haber que tu padre te ha legado,
o el botín de un ladrón o un usurero.

Si el dinero que das al pordiosero
te lo dio tu sudor, te has sublimado;
si es herencia, ¡cuán bien lo has empleado!;
si es un robo, ¿qué das, mal caballero?

Yo he visto a un lobo que, de carne ahíto,
dejó comer los restos de un cabrito
a un perro ruin que presenció su robo.

Deja, ¡oh rico!, comer lo que te sobre,
porque algo más que un perro será un pobre,
y tú no querrás ser menos que un lobo.

martes, 19 de mayo de 2015

Malala

En el nombre de Dios Compasivo, el Misericordioso.
Honorable Secretario General, Sr. Ban Ki-moon,
Respetado Presidente de la Asamblea General, Vuk Jeremic
El enviado de la ONU para el Honorable Mundial de la Educación Sr. Gordon Brown,
Ancianos respetados y queridos hermanos y hermanas;
Hoy en día, es un honor para mí estar hablando otra vez después de mucho tiempo. Estar aquí con gente tan honorable es un gran momento en mi vida.
No sé por dónde empezar mi discurso. No sé lo que la gente se esperaba que dijera. Pero antes que nada, gracias a Dios por quien todos somos iguales y gracias a cada persona que ha orado por mi rápida recuperación y una nueva vida. No puedo creer lo mucho que aman a la gente que me han mostrado. He recibido miles de cartas buenas y regalos de deseos de todo el mundo. ¡Gracias a todos ellos. Gracias a los niños cuyas palabras inocentes me animó. Gracias a mis ancianos cuyas oraciones me fortaleció.
Me gustaría dar las gracias a mis enfermeras, médicos y todo el personal de los hospitales de Pakistán y el Reino Unido y el Gobierno de los Emiratos Árabes Unidos, que me han ayudado a ser mejor y recuperar mi fuerza. Apoyo plenamente el Sr. Ban Ki-moon, Secretario General de la Global Education First Initiative y el trabajo del enviado especial de la ONU Sr. Gordon Brown. Y les doy las gracias tanto por el liderazgo que siguen dando. Ellos siguen inspirando a todos a la acción.
Queridos hermanos y hermanas, recuerden una cosa. Día Malala no es mi día. Hoy es el día de cada mujer, cada niño y cada niña que han levantado su voz por sus derechos. Hay cientos de activistas de derechos humanos y de los trabajadores sociales, que no sólo están hablando de los derechos humanos, pero que están luchando para alcanzar sus metas de la educación, la paz y la igualdad. Miles de personas han sido asesinadas por los terroristas y millones han resultado heridos. Yo sólo soy uno de ellos.
Así que aquí estoy ... una niña de entre muchos.
Hablo - no para mí, sino para todos los niños y niñas.
Yo levanto mi voz - no lo que yo puedo gritar, sino para que los sin voz se puede escuchar.
Aquellos que han luchado por sus derechos:
Su derecho a vivir en paz.
Su derecho a ser tratado con dignidad.
Su derecho a la igualdad de oportunidades.
Su derecho a la educación.
Queridos amigos, el 9 de octubre de 2012, los talibanes me dispararon en el lado izquierdo de la frente. Mataron a mis amigos también. Pensaban que las balas nos iban a callar. Sin embargo, fracasaron. Y entonces, de que el silencio llegó, miles de voces. Los terroristas pensaron que iban a cambiar nuestros objetivos y dejar nuestras ambiciones, pero nada cambió en mi vida, excepto esto: debilidad, el miedo y la desesperanza murieron. Nació Fuerza, poder y coraje. Yo soy el mismo Malala. Mis ambiciones son las mismas. Mis esperanzas son las mismas. Mis sueños son los mismos.
Queridos hermanos y hermanas, yo no estoy en contra de nadie. Tampoco estoy aquí para hablar en términos de venganza personal contra el otro grupo de terroristas talibanes o. Estoy aquí para hablar por el derecho a la educación de todos los niños. Quiero que la educación de los hijos e hijas de todos los extremistas especialmente a los talibanes.
Ni siquiera me gusta la Talib que me disparó. Incluso si hay un arma en la mano y se pone delante de mí. Yo no le dispare. Esta es la compasión que he aprendido de Muhammad-el profeta de la misericordia, Jesucristo y Buda. Este es el legado de los cambios que he heredado de Martin Luther King, Nelson Mandela y Muhammad Ali Jinnah. Esta es la filosofía de la no violencia que he aprendido de Gandhi Jee, Bacha Khan y la Madre Teresa. Y este es el perdón que he aprendido de mi madre y mi padre. Esto es lo que mi alma me dice, sea apacible y el amor a todos.
Queridos hermanos y hermanas, nos damos cuenta de la importancia de la luz cuando vemos oscuridad. Nos damos cuenta de la importancia de nuestra voz cuando estamos silenciados. De la misma manera, cuando estábamos en Swat, al norte de Pakistán, nos dimos cuenta de la importancia de las plumas y libros cuando vimos las armas.
El sabio dijo: "La pluma es más poderosa que la espada" era verdad. Los extremistas tienen miedo de libros y bolígrafos. El poder de la educación les da miedo. Tienen miedo de las mujeres. El poder de la voz de las mujeres les da miedo. Y es por eso que mataron a 14 estudiantes de medicina de inocentes en el reciente ataque en Quetta. Y es por eso mataron a muchas maestras y los trabajadores contra la poliomielitis en Khyber Pukhtoon Khwa y FATA. Es por eso que están arruinando las escuelas todos los días. Debido a que eran y ellos tienen miedo al cambio, miedo a la igualdad que vamos a poner en nuestra sociedad.
Recuerdo que había un chico en la escuela que fue preguntado por un periodista, "¿Por qué los talibanes contra la educación?" Respondió muy simple. Al señalar a su libro, dijo, "A Talib no sabe lo que está escrito en el interior de este libro." Ellos piensan que Dios es un diminuto ser, conservador que se envíen a las niñas al infierno sólo por ir a la escuela. Los terroristas están haciendo mal uso del nombre del Islam y la sociedad pastún para sus propios beneficios personales. Pakistán pacífico país democrático. Pastunes quieren educación para sus hijas e hijos. Y el Islam es una religión de paz, la humanidad y la fraternidad. Islam dice que no sólo es el derecho de cada niño a recibir educación, sino que es su deber y responsabilidad.
Honorable Secretario General, la paz es necesaria para la educación. En muchas partes del mundo, especialmente en Pakistán y Afganistán, el terrorismo, las guerras y los conflictos dejan que los niños van a sus escuelas. Estamos muy cansados ​​de estas guerras. Las mujeres y los niños están sufriendo en muchas partes del mundo de muchas maneras. En la India, los niños inocentes y pobres son víctimas del trabajo infantil. Muchas escuelas han sido destruidas en Nigeria. Las personas en Afganistán se han visto afectados por los obstáculos del extremismo durante décadas. Las niñas tienen que hacer el trabajo infantil doméstico y se ven obligadas a casarse a edad temprana. La pobreza, la ignorancia, la injusticia, el racismo y la privación de derechos básicos son los principales problemas que enfrentan los hombres y mujeres.
Queridos compañeros, hoy me estoy centrando en los derechos de la mujer y educación de las niñas, ya que son los más afectados. Hubo un tiempo en que los activistas sociales mujeres preguntaron a los hombres a luchar por sus derechos. Pero, esta vez, vamos a hacerlo por nosotros mismos. Yo no estoy diciendo a los hombres a caminar lejos de hablar de los derechos de la mujer y no me estoy centrando en las mujeres a ser independientes para luchar por sí mismos.
Queridos hermanos y hermanas, ahora es el momento de hablar.
Así que hoy, hacemos un llamado a los líderes mundiales para que cambien sus políticas estratégicas en favor de la paz y la prosperidad.
Hacemos un llamado a los líderes mundiales que todos los acuerdos de paz deben proteger a las mujeres y los derechos de los niños. Un acuerdo que va en contra de la dignidad de la mujer y sus derechos es inaceptable.
Hacemos un llamamiento a todos los gobiernos a garantizar la educación gratuita y obligatoria para todos los niños en todo el mundo.
Hacemos un llamamiento a todos los gobiernos para luchar contra el terrorismo y la violencia, proteger a los niños contra la brutalidad y el daño.
Hacemos un llamado a los países desarrollados para apoyar la expansión de las oportunidades educativas para las niñas en el mundo en desarrollo.
Hacemos un llamado a todas las comunidades a ser tolerantes - rechazar los prejuicios basados ​​en yeso, credo, secta, religión o género. Para garantizar la libertad y la igualdad para las mujeres, para que puedan prosperar. No todos podemos tener éxito en medio de nosotros se detuvo.
Hacemos un llamado a nuestros hermanos de todo el mundo para ser valiente - para abrazar la fuerza dentro de sí mismos y desarrollar todo su potencial.
Queridos hermanos y hermanas, queremos que las escuelas y la educación para el futuro brillante de todos los niños. Continuaremos nuestro camino a nuestro destino de paz y la educación para todos. Nadie nos puede parar. Vamos a hablar de nuestros derechos y vamos a traer el cambio a través de nuestra voz. Debemos creer en el poder y la fuerza de nuestras palabras. Nuestras palabras pueden cambiar el mundo.
Porque estamos todos juntos, unidos por la causa de la educación. Y si queremos lograr nuestro objetivo, entonces vamos a empoderar a nosotros mismos con el arma del conocimiento y vamos a protegernos de la unidad y la fraternidad.
Queridos hermanos y hermanas, no debemos olvidar que millones de personas sufren de la pobreza, la injusticia y la ignorancia. No hay que olvidar que millones de niños están fuera de las escuelas. No debemos olvidar que nuestros hermanos y hermanas están a la espera de un futuro pacífico brillante.
Así que vamos a librar una lucha global contra el analfabetismo, la pobreza y el terrorismo y vamos a recoger los libros y lápices. Son nuestras armas más poderosas.
Un niño, un maestro, un bolígrafo y un libro puede cambiar el mundo.
La educación es la única solución. Education First.

miércoles, 29 de abril de 2015

Keith Douglas

El poeta británico y capitán de blindados, Keith Douglas, murió en Normandía un año después de escribir "How to kill" (cómo matar):

Ahora aparece en mi esfera de cristal
el soldado que va a morir.
Sonríe y se mueve al modo
que conoce de su madre, hábitos suyos.
La mira acaricia su rostro; yo grito
AHORA. Me oye la muerte, espíritu protector

ha convertido a un hombre de carne
en un hombre de polvo. Éste es mi hechizo.
Condenado, observo, entretenido,
al amor difuminarse y viajar
como una ola rumbo al vacío.
Qué fácil es fabricar fantasmas.


Del libro Combate moral.

martes, 21 de abril de 2015

Mario Benedetti (2ª parte)


HAGAMOS UN TRATO

Compañera
usted sabe
que puede contar
conmigo
no hasta dos
ni hasta diez
sino contar
conmigo.
Si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos
y una veta de amor
reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense qué delirio
a pesar de la veta
o talvez porque existe
usted puede contar
conmigo.
Si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo
no piense qué flojera
igual puede contar
conmigo.
Pero hagamos un trato
yo quisiera contar
con usted
es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe
que puede
contar conmigo.


jueves, 16 de abril de 2015

Mario Benedetti (1ª parte)


El Amor es ciego y la Locura  le acompaña

Cuentan que una vez, se reunieron todos los sentimientos y cualidades del hombre.
Cuando el aburrimiento había bostezado por tercera vez, la locura les propuso  jugar a las escondidas.
La intriga levantó la ceja y la curiosidad, sin poder mantenerse preguntó ¿escondidas? el entusiasmo danzó, seguido de la euforia, la alegría dio tantos saltos que terminó por convencer a la duda y a la apatía, que nunca se interesaban por nada.
1,2,3.. comenzó a contar la locura, la primera en esconderse, fue la pereza, que como siempre cayó detrás de la primera piedra del camino, la fe subió al cielo y la envidia se escondió detrás de la sombra del triunfo, que por propio esfuerzo había conseguido llegar a la copa más alta del árbol.
La generosidad casi no logra esconderse, porque cada lugar que encontraba le parecía bueno, para alguno de sus amigos, si era un lago cristalino, ideal para la belleza, si era la copa del árbol perfecta para la timidez, si era una ráfaga de viento, magnífica para la libertad.
Así es que terminó escondiéndose en un rayo de sol, el egoísmo un lugar bueno desde el principio, ventilado cómodo pero solo para el, la mentira se escondió detrás del arco iris y la pasión y el deseo en el centro de los volcanes.
Cuando la locura terminaba de contar el amor todavía no había encontrado lugar para esconderse,  pues todos estaban ya ocupados, hasta que encontró un rosal y cariñosamente decidió esconderse entre sus flores, concluyó la locura y comenzó la búsqueda, la primera en aparecer fue la pereza apenas a tres pasos de una piedra.
Sintió vibrar a la pasión y al deseo en los volcanes, en un descuido encontró a la envidia y claro pudo deducir donde estaba el triunfo, al egoísmo no tuvo que buscarlo. el solo salió disparado de su escondite que era en verdad  un nido de avispas. De tanto caminar lalocura sintió sed y al aproximarse a un lago descubrió a la belleza.
La duda fue más fácil de encontrar estaba sentada sobre un cerro sin decidir dónde esconderse y así iba encontrándolos a todos, al talento entre la hierba fresca, a la angustia en una cueva oscura, pero el amor no aparecía por ningún lugar, la locura lo busco detrás de cada árbol, debajo de cada roca del planeta y encima de las montañas.
Cuando estaba a punto de darse por vencida, encontró un rosal y comenzó a mover sus ramas con energia, entonces escuchó un grito doloroso, había herido al amor en los ojos con las espinas delrosal. La locura no sabía que hacer para disculparse, lloró, rezó, imploró, pidió perdón y prometió ser su guía para siempre, es por eso que desde entonces el amor es ciego y la locura siempre lo acompaña.

martes, 7 de abril de 2015

Semana Santa

Mi mamá me ha enseñado estas dos saetas que se le cantaban a la Virgen en mi pueblo hace ya muchos años.

Virgen de la Soledad
no tengáis pena ninguna
que vuestro Hijo resucita
entre las doce y la una.


En las alas de un mosquito
hizo la Virgen su manto
y le quedó tan bonito
que lo estrenó en Jueves Santo.



jueves, 19 de febrero de 2015

¿El mejor soneto del mundo?


A trabajos forzados me condena
mi corazón, del que te di la llave.
No quiero yo tormento que se acabe,
y de acero reclamo mi cadena.

Ni concibe mi mente mayor pena
que libertad sin beso que la trabe,
ni castigo concibe menos grave
que una celda de amor contigo llena.

No creo en más infierno que tu ausencia.
Paraíso sin ti, yo lo rechazo.
Que ningún juez declare mi inocencia,

porque, en este proceso a largo plazo
buscaré solamente la sentencia
a cadena perpetua de tu abrazo.


Antonio Gala.

jueves, 12 de febrero de 2015

El amor y la locura

Habiendo la Locura
Con el Amor reñido, 
Dejó ciego de un golpe 
Al miserable niño. 
Venganza pide al cielo 
Venus, mas ¡con qué gritos! 
Era madre y esposa:
Con esto queda dicho. 
Queréllase a los dioses, 
Presentando a su hijo: 
«¿De qué sirven las flechas, 
De qué el arco a Cupido, 
Faltándole la vista
Para asestar sus tiros? 
Quítensele las alas
Y aquel ardiente cirio,
Si a su luz ser no pueden 
Sus vuelos dirigidos.» 
Atendiendo a que el ciego 
Siguiese su ejercicio,
Y a que la delincuente 
Tuviese su castigo,
Júpiter, presidente 
De la asamblea, dijo: 
«Ordeno a la Locura, 
Desde este instante mismo, 
Que eternamente sea
De Amor el lazarillo.»
 
 
Félix María Samaniego 

martes, 10 de febrero de 2015

Discurso final de El gran dictador


Lo siento, pero no quiero ser emperador. No es lo mío. No quiero gobernar o conquistar a nadie. Me gustaría ayudar a todo el mundo --si fuera posible--: a judíos, gentiles, negros, blancos. Todos nosotros queremos ayudarnos mutuamente. Los seres humanos somos así. Queremos vivir para la felicidad y no para la miseria ajena. No queremos odiarnos y despreciarnos mutuamente. En este mundo hay sitio para todos. Y la buena tierra es rica y puede proveer a todos.
El camino de la vida puede ser libre y bello; pero hemos perdido el camino. La avaricia ha envenenado las almas de los hombres, ha levantado en el mundo barricadas de odio, nos ha llevado al paso de la oca a la miseria y a la matanza. Hemos aumentado la velocidad. Pero nos hemos encerrado nosotros mismos dentro de ella. La maquinaria, que proporciona abundancia, nos ha dejado en la indigencia. Nuestra ciencia nos ha hecho cínicos; nuestra inteligencia, duros y faltos de sentimientos. Pensamos demasiado y sentimos demasiado poco. Más que maquinaria, necesitamos humanidad. Más que inteligencia, necesitamos amabilidad y cortesía. Sin estas cualidades, la vida será violenta y todo se perderá.
El avión y la radio nos han aproximado más. La verdadera naturaleza de estos adelantos clama por la bondad en el hombre, clama por la fraternidad universal, por la unidad de todos nosotros. Incluso ahora, mi voz está llegando a millones de seres de todo el mundo, a millones de hombres, mujeres y niños desesperados, víctimas de un sistema que tortura a los hombres y encarcela a las personas inocentes. A aquellos que puedan oírme, les digo: "No desesperéis".
La desgracia que nos ha caído encima no es más que el paso de la avaricia, la amargura de los hombres, que temen el camino del progreso humano. El odio de los hombres pasará, y los dictadores morirán, y el poder que arrebataron al pueblo volverá al pueblo. Y mientras los hombres mueren, la libertad no perecerá jamás.
¡ Soldados!  ¡ No os entreguéis a esos bestias, que os desprecian, que os esclavizan, que gobiernan vuestras vidas; decidles lo que hay que hacer, lo que hay que pensar y lo que hay que sentir ! Que os obligan ha hacer la instrucción, que os tienen a media ración, que os tratan como a ganado y os utilizan como carne de cañón. ¡ No os entreguéis a esos hombres desnaturalizados, a esos hombres-máquina con inteligencia y corazones de máquina ! ¡ Vosotros no sois máquinas ! ¡ Sois hombres ! ¡ Con el amor de la humanidad en vuestros corazones !  ¡ No odiéis ! ¡ Sólo aquellos que no son amados odian, los que no son amados y los desnaturalizados !
¡ Soldados ! ¡ No luchéis por la esclavitud ! ¡ Luchad por la libertad !
En el capítulo diecisiete de san Lucas está escrito que el reino de Dios se halla dentro del hombre, ¡ no de un hombre o de un grupo de hombres, sino de todos los hombres ! ¡ En vosotros ! Vosotros, el pueblo tenéis el poder, el poder de crear máquinas. ¡ El poder de crear felicidad ! Vosotros, el pueblo, tenéis el poder de hacer que esta vida sea libre y bella, de hacer de esta vida una maravillosa aventura. Por tanto, en nombre de la democracia, empleemos ese poder, unámonos todos. Lucharemos por un mundo nuevo, por un mundo digno, que dará a los hombres la posibilidad de trabajar, que dará a la juventud un futuro y a los ancianos seguridad.
Prometiéndoos todo esto, las bestias han subido al poder. ¡ Pero mienten ! No han cumplido esa promesa. ¡ No la cumplirán ! Los dictadores se dan libertad a sí mismos, pero esclavizan al pueblo. Ahora, unámonos para liberar el mundo, para terminar con las barreras nacionales, para terminar con la codicia, con el odio y con la intolerancia. Luchemos por un mundo de la razón, un mundo en el que la ciencia y el progreso lleven la felicidad a todos nosotros. ¡ Soldados, en nombre de la democracia, unámonos !
Hannah, ¿puedes oírme?  ¡ Dondequiera que estés, alza los ojos! ¡ Mira, Hannah! ¡ Las nubes están desapareciendo! ¡ El sol se está abriendo paso a través de ellas! ¡ Estamos saliendo de la oscuridad y penetrando en la luz! ¡ Estamos entrando en un mundo nuevo, un  mundo más amable, donde los hombres se elevarán sobre su avaricia, su odio y su brutalidad! ¡ Mira, Hannah! ¡ Han dado alas al alma del hombre y, por fin, empieza a volar! ¡ Vuela hacia el arco iris, hacia la luz de la esperanza! ¡ Alza los ojos, Hannah! ¡ Alza los ojos!

lunes, 2 de febrero de 2015

Carta del Gordo Soriano a Eduardo Galeano

Querido Eduardo:

Te cuento que el otro día estuve en el supermercado “Carrefour”, donde antes estaba la cancha de San Lorenzo. Fui con José Sanfilippo, el héroe de mi infancia, que fue goleador de San Lorenzo cuatro temporadas seguidas. Caminamos entre las góndolas, rodeados de cacerolas, quesos y ristras de chorizos. De pronto, mientras nos acercamos a las cajas, Sanfilippo abre los brazos y me dice: “Pensar que acá se la clavé de sobrepique a Roma, en aquel partido contra Boca”. Se cruza delante de una gorda que arrastra un carrito lleno de latas, bifes y verduras y dice: “Fue el gol más rápido de la historia”.
Concentrado, como esperando un córner, me cuenta: “Le dije al cinco, que debutaba: no bien empiece el partido, me mandás un pelotazo al área. No te calentés que no te voy a hacer quedar mal. Yo era mayor y el chico, Capdevilla se llamaba, se asustó, pensó: a ver si no cumplo”. Y ahí nomás Sanfilippo me señala la pila de frascos de mayonesa y grita: “¡Acá la puso!”. La gente nos mira, azorada. “La pelota me cayó atrás de los centrales, atropellé pero se me fue un poco hasta ahí, donde está el arroz, ¿ve?” –me señala el estante de abajo, y de golpe corre como un conejo a pesar del traje azul y los zapatos lustrados–: “La dejé picar y ¡plum!”. Tira el zurdazo. Todos nos damos vuelta para mirar hacia la caja, donde estaba el arco hace treinta y tantos años, y a todos nos parece que la pelota se mete arriba, justo donde están las pilas para radio y las hojitas de afeitar. Sanfilippo levanta los brazos para festejar. Los clientes y las cajeras se rompen las manos de tanto aplaudir. Casi me pongo a llorar. El Nene Sanfilippo había hecho de nuevo aquel gol de 1962, nada más que para que yo pudiera verlo.

jueves, 22 de enero de 2015

Ramón Sampedro

Mar Adentro

Mar adentro,
mar adentro.
Y en la ingravidez del fondo
donde se cumplen los sueños
se juntan dos voluntades
para cumplir un deseo.
Un beso enciende la vida
con un relámpago y un trueno
y en una metamorfosis
mi cuerpo no es ya mi cuerpo,
es como penetrar al centro del universo.
El abrazo más pueril
y el más puro de los besos
hasta vernos reducidos
en un único deseo.
Tu mirada y mi mirada
como un eco repitiendo, sin palabras
‘más adentro’, ‘más adentro’
hasta el más allá del todo
por la sangre y por los huesos.
Pero me despierto siempre
y siempre quiero estar muerto,
para seguir con mi boca
enredada en tus cabellos.

lunes, 12 de enero de 2015

Rocío Dúrcal

                       EL REY QUE RABIÓ

Juzgando con los síntomas,
Que tiene el animal,
Que puede estar inófobo,
O puede no lo estar.

Y afirma el gran Hipócrates,
Que el perro en caso tal,
Suele ladrar muchísimo,
O suele no ladrar

Con la lengua a fuera, torva la mirada,
Húmedo el hocico, débiles las patas,
Muy caído el rabo, las orejas gachas,
Todos estos signos prueba son de rabia.

Pero al mismo tiempo,
Bien pueden probar,
Que el perro está cansado,
De tanto andar.

Doctores sapientísimos,
Que han estudiado bien,
Son en sus obras lingüicas,
Del nuestro carecer.

Fermentus, vírum, rábicus,
In corpus can y es,
Mortalis of perofifen,
Mortalis of persé.

Para hacer la prueba,
Que es tan necesaria,
Agua le pusimos en una jofaina,
Y el se fue gruñendo,
Sin probar el agua.

Todos estos signos pruebas son de rabia,
Pero al mismo tiempo signos son de tal,
De que el animalito no tiene mal.

Y de esta opinión,
Nadie me sacará,
Que el perro está rabioso,
O no lo está.